Con 72 mil butifarras vendidas, Sazón Atlántico cerró con broche de oro su ruta de festivales gastronómicos

  • Durante cinco festivales de Sazón Atlántico se distribuyeron 260 mil productos, para un total de 262 millones movilizados en la estrategia de reactivación económica.

Después de recorrer los municipios con los sabores y recetas más autóctonas del Departamento, Sazón Atlántico cerró con broche de oro su ruta de festivales gastronómicos, que se adaptaron a la virtualidad bajo el liderazgo de la Gobernación del Atlántico, para reactivar la economía de matronas, campesinos y productores de nuestra cocina tradicional.

“Sazón Atlántico llegó para quedarse en el corazón de nuestra gente. Luego de cinco festivales gastronómicos, logramos distribuir más de 260 mil productos de nuestra gastronomía atlanticense, con un movimiento económico de 262 millones de pesos para nuestras matronas, emprendedores y colaboradores. Muy agradecida con las alcaldías municipales, empresas aliadas y, especialmente, con los barranquilleros que apoyaron la labor de nuestros hombres y mujeres, que durante largas jornadas prepararon deliciosas recetas del fogón al corazón”, explicó la gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera.

La última parada de Sazón Atlántico fue en Soledad. En la tierra del merecumbé, sus butifarreros vendieron 72.300 unidades de ‘butis’ y 1.450 porciones de arroz de butifarra, que movilizaron 40 millones de pesos para su sector. Para la producción del festival soledeño se necesitaron 2.200 libras de carne de res y cerdo, que le dieron un toque picante a la ruta con más sazón del Departamento.

“Tuvimos que aumentar la producción de butifarras porque se agotaban muy rápido. Estamos muy agradecidos con la Gobernación por esta iniciativa, que puso a la ‘buti’ en boca de todos durante el fin de semana. Ha sido una gran oportunidad para aumentar nuestros ingresos durante la pandemia, con lo mejor que sabemos hacer”, dijo Anuar Abdala, quien prepara butifarras desde hace 30 años.

La ruta de festivales en cifras

Pasteles

Tras la suspensión de eventos culturales por la emergencia sanitaria por la COVID-19, la Gobernación del Atlántico puso en marcha su iniciativa Sazón Atlántico, a finales de junio pasado, para la circulación de las recetas de su cocina tradicional por plataformas digitales. La ruta gastronómica fue inaugurada por el Festival del Pastel de Pital de Megua, en Baranoa, cuyas matronas amarraron 10.500 pasteles de pollo, cerdo y mixto.

Tal fue el éxito del pastel que, por primera vez en sus 28 años de historia, se extendió durante dos fines de semana para llevar el envuelto de bijao a los hogares de Barranquilla, con ventas de 100 millones de pesos. De Baranoa los caminos de Sazón siguieron hasta Luruaco para su tradicional Festival de la Arepa de Huevo que, a mediados de julio, comercializó 8.500 arepas tradicionales, de huevo con carne y de huevo con chicharrón.

Para esta edición del Festival de la Arepa de Huevo, sus matronas se trasladaron hasta Barranquilla, con el acompañamiento de la Gobernación, para agilizar la elaboración y garantizar la frescura del producto. En el evento virtual se registraron 30 millones de pesos en ventas, a beneficio de las luruaqueras que durante años han preparado la arepa de huevo más reconocida del mundo.

En medio de la pandemia, cuidando los protocolos de bioseguridad, Sazón Atlántico continuó su ruta de reactivación en Ponedera, que demostró que sí tiene identidad. En su Festival del Bollo se distribuyeron 20 mil envueltos, que alcanzaron 40 millones de pesos en ventas, a finales de julio. Entre los bollos más solicitados estuvieron los de mazorca y de queso con bocadillo, una de las innovaciones de la cocina de Ponedera.

Recientemente, el toque dulce de este universo culinario lo puso el Festival de la Guayaba, de Palmar de Varela, que despachó 150 mil unidades de bocadillos y 2 mil mermeladas, con 7 mil kilogramos de guayaba cosechada por los campesinos de la vereda San Joaquín. Dicha producción dio como resultado 35 millones de pesos en ventas para matronas, agricultores y productores palmarinos.

Más empleo y bienestar para la gente

Arepas

De acuerdo con la secretaria de Cultura y Patrimonio, Marcela Dávila, Sazón Atlántico nació como una alternativa para mantener viva la tradición gastronómica del Departamento, en medio de la emergencia sanitaria, social y económica por la COVID-19.

“No nos quedamos de brazos cruzados. Cuando se postergaron eventos culturales como medida preventiva, buscamos alternativas para la realización de los festivales. Fue un reto para todos: matronas se adaptaron al manejo de la virtualidad, en la Gobernación cuidamos los protocolos de bioseguridad con el SENA Atlántico y la Cruz Roja Atlántico, buscamos aliados para llevar los productos a más rincones del Departamento, vinculamos a los emprendedores con productos elaborados en municipios y un equipo de producción entregaba los domicilios en carrera contrarreloj. Cada caja, con diseño ecoamigable, tenía los sueños de nuestras familias”, dijo la secretaria de Cultura y Patrimonio, Marcela Dávila.

Para la realización de Sazón Atlántico, liderado por la Gobernación, fue indispensable el apoyo de las alcaldías municipales y del sector privado: Rappi, Sabor Barranquilla, Fundación Gases del Caribe, ProBarranquilla, La Vianda, Promigas, SENA Atlántico, Grupo Colba y A Construir S.A. se unieron al evento gastronómico, con el firme propósito de aumentar la productividad de los hacedores ya que, después de cada festival, los productos típicos también llegaron hasta sus empresas.

“Con Sazón Atlántico se beneficiaba toda una cadena de abastecimiento, representada en 5 mil familias que tienen como sustento el cultivo del campo y la cocina tradicional. Durante esta temporada generamos 600 empleos, entre directos e indirectos, entre matronas, campesinos, productores, domiciliarios, microempresarios, logísticos, personal de transporte y distribución de mercancías. Todo esfuerzo valió la pena porque, hoy en día, nuestra gente sonríe con la reactivación del oficio gastronómico”, añadió el secretario de Desarrollo Económico, Miguel Vergara.

Emprendimientos y agenda cultural

Los productos de los festivales llegaron a más de 200 mil hogares de Barranquilla y su Área Metropolitana, a través de WhatsApp y Rappi, cuyo aplicativo mantuvo habilitada una despensa virtual con emprendimientos gastronómicos elaborados en los municipios, como meriendas, postres, salsas, congelados y panaderías. Las marcas participantes fueron: Atalú Pastelería, Chocobox Chocolatería, Mr. Quesos and Coffee, Nutridel, Monkey, Frutos del Caribe, Absalón Cosechas Verdes, Usiacurí Hot, Healthy Garden, Rosquitas de Chorrera y Chicoco, que registraron ventas por 17 millones de pesos durante más de dos meses.

Mientras los usuarios realizaban sus pedidos, en redes sociales se programaron actividades para exaltar las tradiciones propias de los municipios participantes en Sazón Atlántico. Durante la iniciativa digital se transmitieron más de 30 eventos, entre conversatorios, tutoriales de cocina, artesanías en vivo, exposiciones fotográficas, presentaciones folclóricas, proyecciones audiovisuales y entrevistas, que conectaron a 125 mil personas.

Luego de su periplo por municipios y corregimientos, Sazón Atlántico se unirá a la feria Sabor Barranquilla para seguir llevando lo mejor de nuestra cocina tradicional hasta las mesas de los barranquilleros, con productos autóctonos del Departamento. Esta alianza gastronómica se realizará, por Rappi, del 17 al 27 de septiembre con la participación de matronas y productores que seguirán preparando sus recetas del fogón a tu corazón.

X